9 de agosto de 2015

VALLE DE IRUELAS

Es una opción estupenda y cercana para escapar un poco de Madrid en verano.

La zona ofrece muchas opciones de relax, paseos tranquilos, caminatas un poco más largas y alguna escapada a tomar una tapita en el Tiemblo, comprar un helado en Chicos antes de irse del pueblo y si apetece visitar el Castañar.

Además de esto, lo que la hace más interesante aun es que tiene opción de baño en el embalse del Burguillo, tanto para humanos como peludos.


La distancia desde Madrid permite ir y volver en el día, aunque cuando hemos pasado allí un fin de semana, nos hemos alojado en el Camping Valle de Iruelas. El camping está bien, normalillo, nada espectacular pero aceptable para un fin de semana. Pudimos estar con el perro en el bungalow.

Como os podéis imaginar, en fin de semana la afluencia de gente es mucho mayor. Es cuestión de caminar a lo largo de la orilla del embalse hasta encontrar una playita en la que poder instalarnos. Entre diario, por la mañana, no hay prácticamente nadie, hemos estado prácticamente solas hasta las 15:00h.

Para ir a la zona de baño se puede dejar el coche en unos aparcamientos que hay a la entrada de la reserva del Valle de Iruelas. Es fácil de identificar porque hay una especie de puerta en la carretera con una casa con el punto de información. Desde aquí, bajamos andando hasta el agua, o bien por los primeros caminos de tierra que nos encontramos o bien cruzando las pasarelas de madera.




No hay comentarios:

Publicar un comentario